Impago de nómina y retrasos: ¿La legislación laboral puede ayudarte?

No hay situación más angustiante para una persona que la incertidumbre de no saber si el próximo final de mes recibirá el salario que le corresponde por el trabajo realizado. El impago de la nómina o sus retrasos es una triste realidad en España, que condiciona a las personas que lo sufren, pues aunque el impago de la nómina sea un hecho, ningún banco dejará de cobrar la hipoteca, ninguna compañía eléctrica regalará la luz ni tampoco los productos del supermercado serán gratuitos.

Quien sufre el impago de la nómina o algún retraso de las nóminas de meses anteriores se encuentra en una situación vulnerable, más si cabe ahora, cuando la precariedad sigue siendo la norma.

¿Qué recursos tienes frente al impago de la nómina o su retraso?

El artículo 4.2. f) del Estatuto de los Trabajadores expone que los trabajadores tienen derecho “a la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida”. Es decir, en el día pactado, el trabajador debe haber visto abonada su nómina, sin ningún tipo de retraso.

La regulación a este respecto es clara, ya que su vulneración supone un riesgo para cubrir las necesidades básicas de las personas y, por ello, existen procedimientos judiciales para llevar a cabo este cometido. No obstante, si estás sufriendo un impago de la nómina, antes de utilizar la vía judicial, hay un paso previo: el envío del burofax a la empresa.

Una vez enviado el burofax, si no se recibe el pago de las nóminas impagadas o continúan los retrasos, se podrá solicitar la resolución contractual por retraso o impago del salario, dependiendo el caso, ante los Juzgados Sociales. Esto queda expuesto en el artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores, en el párrafo 1, apartado b), de la siguiente manera:

“1. Serán causas justas para que el trabajador pueda solicitar la extinción del contrato:

b) La falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado.”

La extinción del contrato, a pesar de ser a voluntad del trabajador, conlleva una indemnización y la posibilidad de acceder al desempleo.

¿Quieres saber cuál es el procedimiento completo y qué consecuencias tiene el impago o retraso de la nómina? Te recomiendo que termines de leer este artículo que publiqué en el portal jurídico Laws&Trends y que te será de gran utilidad.

Anuncios
vivienda familiar divorcio

¿Quién tiene derecho al uso de la vivienda familiar en un divorcio?

Después de un divorcio muchas cosas cambian en la vida de, los que hasta ese momento, eran cónyuges. En el caso de tener hijos, es necesario regular su guarda y custodia y el régimen de visitas, pero no es el único trámite a seguir después de una ruptura. Uno de los interrogantes después de un divorcio es el derecho al uso de la vivienda familiar. ¿Quién tiene derecho al uso de la vivienda que antes compartía la familia? ¿En qué se basa el juzgado para darle a una u otra parte dicho derecho?

El derecho al uso de la vivienda familiar es imprescindible resolverlo después de un divorcio, ya que es un bien muy importante que debe ser sometido a regulación.

¿Qué debes saber acerca del derecho al uso de la vivienda familiar?

Antes de ver qué requisitos decantan la balanza hacia una u otra parte, es necesario conocer el concepto de vivienda familiar.

La vivienda familiar es toda vivienda en la que convivan los cónyuges con los hijos menores. No es importante si dicha propiedad es de solo uno de los cónyuges, ya que es un espacio que comparte la familia.

Cuando una de las partes decide divorciarse, se debe dar solución a este punto tan importante, y aunque uno de los cónyuges sea propietario de dicha vivienda, ello no significa que el derecho al uso de la vivienda familiar le corresponda.

Por regla general, los juzgados suelen adjudicar el uso de la vivienda familiar a la parte que tiene la guardia y custodia del menor, una solución lógica teniendo en cuenta que los derechos del menor deben ser protegidos por encima de todo. Aunque ésta es la resolución más común, también se resuelve la cuestión del derecho al uso de la vivienda familiar. Cuando no existan hijos, la vivienda se cede a la parte más necesitada. De haberlos, se cederá al cónyuge más necesitado que no tenga la guarda y custodia de los hijos si el otro cónyuge tiene los ingresos necesarios para mantener al menor y cubrir los gastos de una vivienda.

Si quieres saber más de ello, te invito a que leas mi artículo en la página Law & Trends.

tarjeta comunitaria hijo

Si eres extranjero, ¿tu hijo puede obtener la tarjeta de residencia comunitaria?

En un mundo tan globalizado es común el movimiento de personas a nivel internacional, pues los movimientos transfronterizos enriquecen a las sociedades, pero también producen que la persona que migra sufra un gran estrés, tenga muchas preguntas por resolver y no sepa dónde encontrar las respuestas. Cuando una persona extranjera encuentra el amor en el país donde ha migrado, se puede plantear traer a sus hijos desde el país de origen al que vive con su cónyuge español o comunitario. Las dudas y el miedo de que sus hijos se encuentren en situación ilegal una vez entren en territorio español puede ser la causa de que no se atrevan a dar el paso de reunirse con sus seres queridos. La tarjeta de residencia comunitaria es la solución para esto, ¿pero tu hijo, al no ser descendiente de un ciudadano comunitario, puede acceder a la tarjeta de residencia comunitaria?

¿Cómo conseguir la tarjeta de residencia comunitaria para tu hijo si estás casado/a con un español/a?

Al casarte con una persona española o de algún país de la Unión Europea, automáticamente eres considerado familiar de comunitario. Por esta razón, después del enlace matrimonial, puedes obtener la tarjeta de familiar comunitario si tu cónyuge español o comunitario está dado de alta en la Seguridad Social o, en su defecto, tenga los medios económicos suficientes para mantenerse.

No obstante, ¿qué sucede con el hijo del extranjero que ha obtenido la tarjeta de familiar comunitario? ¿Puede obtener la tarjeta de residencia comunitaria?

A continuación te responderé a las preguntas que seguramente te asaltan respecto a la tarjeta de residencia comunitaria para tu hijo.

1.¿Qué es lo primero que debes hacer para obtener la tarjeta de residencia comunitaria de un hijo de extranjero casado con un español o comunitario?

El primer paso para obtener la tarjeta de residencia comunitaria de un hijo de extranjero que esté casado con un español o un ciudadano comunitario es conocer si éste hijo está residiendo en su país de origen. De ser así, es importante descubrir si, desde el país de origen, es necesario solicitar un visado de familiar comunitario.

No todos los países exigen la expedición de un visado, ya que un hijo cuyo país originario sea, por ejemplo, México o EEUU no necesitará ningún tipo de visado para entrar en territorio español, debido a los tratados con ambos países que regulan la exención de visados. En este caso entrará en España como turista.

Una vez esta situación quede resuelta, habrá que poner el punto de mira en los requisitos específicos, que son los que tienen relación con la edad del hijo de un extranjero casado con un español o con un ciudadano comunitario.

2.¿Qué requisitos hay que cumplir para que el hijo del familiar de comunitario menor de 21 años pueda obtener una autorización de residencia comunitaria?

El hijo del familiar de comunitario en España que sea menor de 21 años tiene que acreditar la relación que mantiene con el cónyuge español o comunitario. Para acreditarlo, se deberá aportar certificado de matrimonio de su progenitor y del español o comunitario, y certificado de nacimiento. Además, es necesario que el español o comunitario esté dado de alta en la Seguridad Social o que, en su defecto, tenga los medios económicos suficientes.

Cuando el anterior requisito se cumple, siempre que el español o comunitario esté dado de alta en la Seguridad Social, el menor de 21 años queda cubierto por la sanidad pública, ya que este beneficio que posee el español o comunitario se extiende al cónyuge y también a su descendiente.

En el caso que el español o comunitario, que está casado con el progenitor del menor de 21 años, no esté dado de alta en la Seguridad Social, el hijo del familiar comunitario menor de 21 años tendrá que disponer de un seguro médico privado, para sufragar los gastos médicos de los tratamiento médicos que eventualmente necesite.

3.¿Se modifican los requisitos para solicitar la tarjeta de residencia comunitaria si el hijo es mayor de 21 años?

Los requisitos para solicitar la tarjeta de residencia comunitaria si el hijo es mayor de 21 años son los mismos que en el caso anterior, tan solo con una excepción: el hijo mayor de 21 años debe estar a cargo del español o comunitario.

No es posible acreditar una dependencia después de la llegada al territorio español, sino que la dependencia económica debe ser anterior a la llegada a España. Para demostrar que el hijo mayor de 21 años depende del español o comunitario, se deberán presentar los justificantes de las transferencias hechas al hijo mayor de 21 años en su país de origen.

régimen de separación de bienes

Cambiar el régimen a separación de bienes es posible después de contraer matrimonio

En ocasiones, la ilusión y la emoción por la celebración del matrimonio no permite centrarse en diferentes preparativos que también deben regir la vida matrimonial. Elegir el régimen de separación de bienes o el régimen de gananciales no es una decisión que se tenga que tomar a la ligera.

Mientras el matrimonio funciona, ninguno de los dos cónyuges tiene dudas sobre el régimen económico matrimonial escogido, pero cuando suena la voz de alarma y se vive una crisis matrimonial, es cuando alguno de los dos se plantea si hizo bien en elegir el régimen de gananciales y si existe alguna posibilidad de modificarlo y convertirlo en el régimen de separación de bienes.

¿Puedo cambiar el régimen a separación de bienes?

Si estás leyendo este artículo significa que:

  1. Estás viviendo una situación parecida a la descrita más arriba y necesitas saber si existe la posibilidad de pasar al régimen de separación de bienes.
  2. Vas a dar uno de los pasos más importantes de tu vida al contraer matrimonio con la persona que quieres, y te gustaría saber si en un futuro se podrá cambiar el régimen económico matrimonial o pactar un acuerdo sobre determinados bienes.

En cualquiera de los dos casos anteriores, te puedo dar una respuesta afirmativa: sí que puedes cambiar el régimen a separación de bienes dentro de unas capitulaciones matrimoniales. Incluso puedes mantener el mismo régimen económico matrimonial incluyendo diferentes pactos que regulan aspectos muy importantes durante el matrimonio y cuando éste finaliza.

Si quieres saber más te invito a que leas el artículo que he publicado en Lawsandtrends, donde explico de manera detallada el cambio al régimen de separación de separación y los pactos que se pueden acordar antes y después de contraer matrimonio.

 

obtener la pensión de jubilación en España

¿Cómo puedes obtener la pensión de jubilación en España?

Con la entrada en vigor de la reforma de las pensiones en el año 2013, se daba un fuerte golpe a una característica que había acompañado al sistema de pensión de jubilación en España desde el año 1919: se modificaban los años que se debían cotizar para acceder a ésta. Para obtener la pensión de jubilación en España ya no basta con trabajar hasta los 65 años, sino que, en determinados casos, y a medida que pasen los años, la edad de jubilación aumentará progresivamente.

Sigue leyendo

Cómo conseguir la tarjeta de larga duración Unión Europea

El Despacho ha publicado un nuevo artículo en el directorio jurídico de LawandTrends

El artículo completo se encuentra en el siguiente enlace:

http://www.lawandtrends.com/noticias/administrativo/la-tarjeta-de-larga-duracion-union-europea-ue-1.html

comisión de apertura

¿La comisión de apertura de un préstamo puede ser abusiva?

La comisión de apertura es una cláusula muy común que se aplica en el sector bancario, concretamente en lo relacionado con préstamos e hipotecas. Esta comisión puede suponer entre el 0,5% y el 2% de lo concedido por la entidad bancaria. En una hipoteca de 200.000 euros en la que se aplique una comisión de apertura del 2%, el importe de dicha comisión ascendería a 4.000 euros. La magnitud del gasto hace que muchos consumidores se pregunten: ¿puede ser considerada la comisión de apertura como una cláusula abusiva?

¿Es abusiva la comisión de apertura de un préstamo hipotecario?

En los préstamos hipotecarios es donde más se siente la comisión de apertura, tal y como he ejemplificado arriba.

Otro ejemplo, extraído directamente de un préstamo hipotecario dice lo siguiente:

“Comisión de apertura.- El banco establece, en concepto de comisión de apertura, el 1% del total del préstamo, que deberá ser devengada y satisfecha por el prestatario de una sola vez en el momento de la concesión del préstamo hipotecario”

El pago de una comisión establecida por la entidad bancaria no es siempre abusiva. Para discernir si la comisión de apertura de un préstamo hipotecario es abusiva, hay que buscar en las sentencias que, en los últimos años, han dado la razón a los prestatarios frente a las entidades bancarias y han considerado abusivas las comisiones de apertura.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias, Sección 6a, de fecha 2 de junio de 2017 expone que “De donde resulta que al igual que sucede con el resto de comisiones, rige respecto a la misma el principio de “realidad del servicio remunerado” para su aplicación, de forma que si no hay servicio o gasto, no puede haber comisión lo que justifica la declaración de abusividad de la misma.”

Los argumentos de dicha sentencia hay que buscarlos en la Orden de 12 de diciembre de 1989, en la que se fijan los tipos de interés y las comisiones. En dicha Orden, concretamente en el Capítulo I, artículo 5 se expresa que “En ningún caso podrán cargarse comisiones o gastos por servicios no aceptados o solicitados en firme por el cliente. Las comisiones o gastos repercutidos deberán responder a servicios efectivamente prestados o a gastos habidos

La anterior sentencia asume que la comisión de apertura se cobra sin que la entidad bancaria ofrezca servicio alguno al consumidor, por lo que no se puede considerar otra cosa que abusiva.

De igual forma, la Orden de 5 de mayo de 1994 estipula en el Anexo II, punto 5.1 que la comisión de apertura debe cobrarse por los gastos que le supone a la entidad bancaria el estudio del préstamo, la concesión o la tramitación del mismo.

Por último, la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios establece en su artículo 3.1 que las comisiones sólo se podrán percibir cuando el cliente solicite los servicios o los acepte de manera expresa, y solo en el caso de que sean resultado de un servicio prestado por la entidad bancaria.

Estos argumentos refuerzan la idea de que la comisión de apertura de un préstamo hipotecario es abusiva, pues ni es un servicio solicitado por el consumidor, ni el consumidor lo acepta expresamente, además de que dicha comisión no responde a un servicio efectivo dado por el banco. Además, la entidad bancaria no puede esgrimir el argumento de que dicha comisión está justificada por el estudio de la viabilidad de riesgos, ya que es una de las funciones propias del banco.

¿Qué sucede si la comisión de apertura es considerada abusiva?

Si un Tribunal sentencia que la comisión de apertura es considerada abusiva, significa la nulidad de esta cláusula y, por consiguiente, la devolución de las cantidades abonadas a la entidad bancaria a razón de la misma. A estas cantidades se le añadirían los intereses legales, tal y como queda establecido en el artículo 1303 del Código Civil.

Esta devolución se aplica sin límite temporal, es decir, no tiene importancia la fecha de formalización del préstamo hipotecario a la hora de devolver las cantidades abonadas en concepto de comisión de apertura.

Si quieres saber si en tu préstamo hipotecario existe esta cláusula abusiva, o alguna otra como la cláusula suelo, el Despacho puede ayudarte, pues contamos con gran experiencia en derecho bancario. Puedes comunicarte con nosotros a través de este sencillo formulario y nos pondremos en contacto contigo.

 

 

La Nulidad de las Hipotecas Multidivisas

El 15 de noviembre de 2017, la Sala Civil del Tribunal Supremo dictó una sentencia anulando las cláusulas multidivisa de un préstamo hipotecario.

La hipoteca multidivisa es un préstamo que permite pagar las cuotas en una divisa diferente a la del país de origen, en el caso de España, diferente del euro. Por lo tanto, se determina el importe del préstamo sobre la base del tipo de compra de la divisa que se aplica “en el momento del desembolso de los fondos y en determinar los importes de las mensualidades sobre la base del tipo de venta de esta divisa aplicable en el momento del cálculo de cada mensualidad.”, tal y como manifestó la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea de 3 de diciembre de 2015.

El TS considera que, aunque las hipotecas multidivisa no son un instrumento financiero regulado por la Ley de Mercado de Valores, sí es un producto complejo sujeto al cumplimiento por parte de los entidades bancarias de los deberes de información y transparencia.

Sigue leyendo

TEDH: España vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos por “devoluciones en caliente”

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado, en una sentencia de fecha 3 de octubre de 2017, que España vulneró el Convenio Europeo de los Derechos Humanos al haber procedido a la devolución inmediata a Marruecos de dos inmigrantes, que habían entrado ilegalmente en España por el puesto fronterizo en Melilla.

Sigue leyendo

¿Qué se entiende por incapacidad permanente absoluta?

El Despacho ha publicado un nuevo artículo en el directorio jurídico de LawandTrends

El artículo completo se encuentra en el siguiente enlace:

http://www.lawandtrends.com/noticias/laboral/que-se-entiende-por-incapacidad-permanente-absoluta-1.html